Manfred Paulmann: los nuevos negocios de uno de los herederos de Cencosud

El hijo mayor de Horst se unió a Víctor Ide, ex gerente del área inmobiliaria del holding y máximo ejecutivo de Tur-Bus, para entrar con fuerza al negocio inmobiliario.

Una nueva beta de negocios sumará Manfred Paulmann, primogénito de Horst, controlador y presidente del grupo Cencosud. Junto a Víctor Ide, ex ejecutivo del grupo dueño de los Jumbo y actual gerente general de Tur-Bus, y Tomás Casanova, también ex ejecutivo del retailer, levantará un edifico en plena comuna de Providencia.

Pero este es uno más de los nuevos negocios de uno de los herederos del grupo Cencosud. Junto a sus hermanos Peter y Heinke, Manfred (el mayor) participa en la propiedad del conglomerado, y los tres serán los que se harán cargo de la compañía cuando Horst dé un paso al costado, para lo cual ya hay todo un plan de sucesión.

Actualmente, Manfred está alejado de Cencosud. No está en el directorio, a diferencia de sus hermanos, enfocándose completamente en sus propios negocios.

Nos juntamos con él y sus amigo Víctor Ide y Tomás Casanova en un café de Vitacura, cerca del Club de Polo San Cristóbal. Llega puntual manejando su BMW.

De saludo cordial, no hay nada que haga referencia a que es parte de un clan cuya fortuna supera los US$4.400 millones, según el último Ranking Forbes, en donde Horst Paulmann y familia se ubican como la segunda mayor fortuna de Chile, tras Iris Fontbona, viuda del empresario Andrónico Luksic Abaroa, que se dispara con US$13.500 millones.

Y Manfred recalca que no habla de la compañía. A renglón seguido, este ex alumno del Colegio Alemán, ingeniero comercial de la Universidad de Chile y con un MBA en Francia, cuenta que el fin de semana pasado festejó el cumpleaños de su padre (que cumplió 80 años) con toda su familia en un campo en el sur de Chile.

Es reservado, pero no por eso distante. Lanza bromas y una que otra vez cuenta un chiste.

Reacio a las entrevistas, dice que ahora sólo habla para contar el negocio que está desarrollando con Víctor Ide. Los padres de ambos son amigos de años (uno empresario y el otro doctor), pero ellos dicen que son más cercanos que sus progenitores.

El gerente general de Tur-Bus, ex ejecutivo de Unilever, LAN y Cencosud, entre otras importantes compañías, formó hace unos cinco años junto a Tomás Casanova, también ex ejecutivo de Cencosud, la empresa Aktivo, que se dedica a gestionar y levantar proyectos inmobiliarios.

Recientemente, la sociedad Aktivo terminó un llamativo edificio en Américo Vespucio con Francisco de Aguirre, en Vitacura.

Junto a Manfred, están desarrollando otra torre similar en la calle Suecia. Será un edificio de 10 pisos, con una inversión superior a los US$11 millones. Éste será el centro de operaciones de Manfred. Ahí instalará las oficinas de todos sus negocios, y el resto de los metros cuadrados que no ocupe, según él tres cuartos del edificio, se dejarán para la renta.

Pero los socios no descartan levantar nuevos proyectos. Manfred, Víctor y Tomás dicen que esta experiencia ha sido satisfactoria, por lo que analizarán nuevas alternativas.

“Dado que Víctor y Tomás tienen el expertice inmobiliario, los busqué. Decidimos asociarnos para construir este edificio. Este podría ser el primer paso para hacer otros proyectos”, dice Manfred.

Paulmann explica que el negocio inmobiliario le apasiona, al igual que a su padre. Por eso dice que lo que se quita no se hereda.

“El negocio inmobiliario es algo que sí me interesa y que estaba mirando hace tiempo. La idea es que salgan más proyectos”, dice el empresario, quien, en todo caso, afirma: “El retail se lleva en la sangre”.

Los planes de Manfred

Manfred Paulmann dejó los cargos de director y la vicepresidencia de Cencosud en enero de 2011; en esta última posición estuvo casi dos años.

Su salida fue muy bullada, pero él prefiere no referirse en lo absoluto. Sólo insiste: “El retail se lleva en la sangre”.

Tras dejar Cencosud, Manfred se enfocó en sus negocios, uno de los cuales es la cadena de retail MaxiK, que opera 80 locales a lo largo del país.

Junto a esto, el empresario tiene una serie de locales en el centro de Santiago que arrienda para salas, de nuevo, para el retail.

“Mi corazón es el retail. Uno trata de salirse, pero la verdad es que uno siempre vuelve. Me encanta con todos los problemas que tiene. Se lleva en la sangre. Me entretengo mucho con eso”, cuenta. Recuerda que él es muy de terreno, de andar en las salas y recorrerlas.

En paralelo, hace más de una década que maneja Neuralis, cuya filial Learning Center se dedica a entregar soluciones integrales en servicio y equipamiento para capacitaciones, cursos y entrenamiento.

“El año pasado pasaron muchas cosas, lo que me llevó a reenfocarme absolutamente. Estoy poniendo todo el foco en lo que más me interesa. Uno tiene que sacarse cosas de encima”, remata Manfred Paulmann, el empresario.

Fuente: Pulso